Blog de Reclutamiento y Outsourcing de Personal en México

alta de empleados en el IMSS

3 Consecuencias de No Dar de Alta a Mis Empleados en el IMSS

La seguridad social es uno de los derechos fundamentales de tus trabajadores, el consenso internacional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Asociación Internacional de Seguridad Social (AISS), entre otras, son organizaciones destinadas a garantizar su cumplimiento con el objetivo de evitar desequilibrios sociales y económicos que afecten la integridad del trabajador en casos de enfermedad, maternidad, accidentes, desempleo, etc.

De hecho, la seguridad social es mencionada en el Artículo 22 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

En México, el Instituto Mexicano del Seguro Social, de acuerdo con la Ley del Seguro Social, dicta que “la finalidad de la seguridad social es garantizar el derecho humano a la salud, la asistencia médica, la protección de los medios de subsistencia y los servicios sociales necesarios para el bienestar individual y colectivo.” En el capítulo tercero están estipulados todos los delitos que serán penados por las autoridades.

Por ello, es importante conocer algunas de las consecuencias y sanciones de no tener a tus empleados afiliados en el IMSS:

1. Una serie de multas e infracciones

Estas son algunas de las acciones que pueden hacerte acreedor de multas e infracciones ante el IMSS:

  • No registrarte en el IMSS como patrón
  • No inscribir a tus trabajadores al Seguro Social o no hacerlo dentro de las fechas establecidas
  • No comunicar al Instituto que modificaste el salario de tus trabajadores
  • Entregar avisos, formularios o comprobantes de afiliación falsos
  • Inexistencia de registros de nómina
  • Registrar el salario de tus empleados como menor al real

Estas multas pueden ir desde los 20 hasta los 350 salarios mínimos (desde 1,600.00mxn hasta 28,014.00 mxn), dependiendo de la norma que haya sido violada por tu empresa. Además, de acuerdo con el artículo 308 de la Ley del Seguro Social, tendrás que pagar lo que no hayas liquidado por cada uno de tus trabajadores y, si este monto excede los 13 mil salarios mínimos, podrás ir a prisión de 2 a 5 años.

Una de las opciones para evitar este tipo de problemas, es mejorar el manejo de nómina de tu empresa.

2. Denuncias de tus trabajadores

1. Por no afiliarlos al IMSS

Una de las consecuencias es entrar en conflicto con las autoridades correspondientes en caso de que recibas una denuncia de alguno de tus trabajadores. En ese caso, tendrás no sólo que pagar la multa, sino también contratar abogados y pagarles dependiendo del servicio o trámite que requieras.

2. Por incidentes

Como patrón, eres el responsable solidario (o responsable legal) de tu empleado, en caso de que éste sufra algún accidente y no esté incorporado al Seguro Social, no tendrá los servicios médicos del Instituto. De ser así, se te obligará a pagar costos elevados por no haber hecho los trámites legales correspondientes y haber privado a tu trabajador de sus derechos laborales. Esos gastos se pueden incrementar según qué tan grave sea la lesión, además, tendrás que cubrir los gastos de la contratación de servicios de un abogado laboralista. Incluso, podrías ir a corte y llegar a tener que presentarte a un juicio laboral.

Lee un poco más sobre cómo prevenir riesgos en tu empresa con un outsourcing de personal.

3. Podrías ir a prisión, si.

De acuerdo con los artículos 307, 308, 309, 310 y 311 de la Ley del Seguro Social, podrías ir a prisión por delito de defraudación a los regímenes del seguro social, si otorgas datos falsos, si intentas sacar provecho de un subsidio fiscal, si no realizas los pagos de cuotas a tus obreros, entre otras muchas razones. Las penas van desde 3 meses hasta 9 años de prisión.

Ahora ya lo sabes, no tener dados de alta a tus trabajadores en el Instituto Mexicano del Seguro Social, puede traer varias consecuencias monetarias, jurídicas y judiciales. Además, piensa en la imagen empresarial que dará tu negocio si no te preocupas por el bienestar de quienes lo conforman. Tus empleados tienen el derecho de estar afiliados y gozar de los beneficios de contar con un seguro médico, un fondo para su retiro y la posibilidad de tener un crédito.

Descarga nuestra guía para maximizar los recursos humanos en tu empresa, y conoce cómo tener personal más competitivo y comprometido, da clic en la imagen debajo y obtén tu copia.

Nuevo llamado a la acción