Blog de Reclutamiento y Outsourcing de Personal en México

deducir impuestos outsourcing

Cómo Deducir Impuestos en Mi Empresa de Servicios con un Outsourcing de Personal

El capital humano es uno de los elementos más relevantes de cualquier empresa, en los últimos años, operar bajo el esquema laboral de outsourcing de personal se ha popularizado. Sin embargo, una duda general válida que ha surgido es de qué modo funciona la erogación de impuestos, tanto de I.S.R. como de I.V.A., en una empresa de servicios si hemos contratado o deseamos contratar un servicio de outsourcing.

Es por ello que, en las siguientes líneas, explicaremos el modo y los cambios que las autoridades fiscales han realizado con respecto a la subcontratación o tercerización de personal.

La subcontratación o el outsourcing, por ser un servicio, es completamente deducible de Impuesto Sobre la Renta (I.S.R) e Impuesto al Valor Agregado (I.V.A.) siempre y cuando se cumplan con disposiciones fiscales y laborales que protegen los derechos de los trabajadores a salarios justos, completos, afiliación al Seguro Social y prestaciones de ley.

En el 2012 se llevó a cabo una Reforma Laboral para asegurar este cumplimiento y la regulación del outsourcing, los requerimientos para que el servicio pueda ser deducible son:

Con respecto al Impuesto Sobre la Renta

La ley del impuesto sobre la renta vigente establece que la empresa de outsourcing o contratista, debe de entregar a tu empresa de servicios, copias de los siguientes documentos:

  • Comprobantes Fiscales por concepto de pago de salarios de los trabajadores
  • Declaración del pago de las retenciones de impuestos
  • Comprobante de pago de las cuotas obrero patronales al IMSS
  • Acuse de recibo de pago tanto de los sueldos, retenciones e IMSS

Las declaraciones deben llevarse a cabo por medio del SAT a través de facturación electrónica o C.F.D.I., bajo un contrato de “Modalidades de contratación donde no existe relación de trabajo”.

Con respecto al Impuesto al Valor Agregado

Con relación al I.V.A., también hay ciertas obligaciones que debe acreditar la empresa de outsourcing para que puedas deducir este impuesto. Como un informe mensual al SAT donde indique el pago, la retención y el traslado del I.V.A en operaciones con sus proveedores. Al igual que descomponer la cantidad del impuesto (I.V.A.) que cobró a cada uno de sus clientes.

Puedes revisar cómo un servicio de outsourcing de nómina ayuda a incrementar la productividad de tu empresa de servicios.


Recuerda que todo lo anterior tiene como objetivo que, como contratante, verifiques que todos los procedimientos se estén cumpliendo y que tu empresa de outsourcing esté realizando sus obligaciones fiscales y los derechos de tus trabajadores estén protegidos. Si no cumple con todo lo estipulado con anterioridad, no podrás deducirlo de impuestos, pues es evidente que la empresa que contrataste no está declarando todo lo que tú, como contratante, pagaste.

Para deducir tus impuestos, entonces, recuerda analizar detenidamente el tipo de contrato y servicio que tu empresa de outsourcing te brindará, el esquema bajo el cual operará y que su actividad fiscal se adhiera a los procedimientos del SAT y esté siempre mediado por ellos. De este modo, podrás deducir impuestos contratando una empresa de outsourcing con éxito. Si quieres conocer más del tema y recibir una asesoría gratuita, no olvides registrarte con nosotros, da clic en la imagen debajo.

Nuevo llamado a la acción