<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=367295053959292&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Revista para Colaboradores IPS

escudo nacional

3 Cosas que Seguramente No Sabes del Escudo Nacional

Escrito por: IPS en Sabías que

El 12 de marzo es el día del Escudo Nacional, emblema que brinda identidad a México y que además de ser fuerte y bello, tiene orígenes prehispánicos con más de 690 años de cultura, tiempo en el que se desarrollaron creencias que te sorprenderán, chécate esto:

  1. La primera representación del Escudo Nacional.
    El Teocalli de la Guerra Sagrada es una escultura realizada durante el gobierno de Moctezuma Xocoyotzin en 1507, y es La Representación Más Antigua del Escudo Nacional, precisamente porque en este grabado se presenta al cuauhtli, que ha sido interpretado como un águila, posada sobre un nopal repleto de tunas, que en la cosmovisión mexica representan los corazones humanos, pero el cuauhtli no lleva en su pico una serpiente, sino el símbolo de la guerra sagrada llamado atlachinolli que es un en náhuatl que se traduce como “agua quemada” y representa el poder militar mexica, cómo lo imposible puede con determinación hacerse realidad. Esta escultura es una de las representaciones más importantes de la cultura mexica debido a que en ella se representa el final y el principio de los tiempos.
  2. El águila o “Cuauhtli”.
    El cuauhtli es, en la cosmovisión mexica, el ave que más cerca puede volar del sol. Es el animal que, según las leyendas nahuas, se arrojó a la hoguera divina siguiendo a Tecuciztécatl, quien se convertiría en el sol que nos alumbra. Por ello, el cuauhtli se convirtió en un animal representativo del astro rey, Huitzilopochtli.
  3. El nopal.
    El nopal, que surge de las fauces de Tlaltecuhtli, la diosa de la tierra, con algunas líneas ondulantes que representan el movimiento del agua del lago de Tezcuco. Esta imagen hace una alusión al hecho de que el nopal crecía en un islote en medio del agua, hecho que se ajustaba exactamente a la señal que Huitzilopochtli les había dicho a sus sacerdote que enviaría cuando llegaran al lugar en el que se debía fundar Tenochtitlan.