Blog de Reclutamiento y Outsourcing de Personal en México

Reclutamiento y Selección

5 pasos para realizar un proceso de selección efectivo

Una mala selección de personal puede generar una serie de problemas para cualquier negocio, estos suelen estar directa o indirectamente vinculados con un proceso de selección ineficiente por parte del área de recursos humanos.

Los procesos de selección y reclutamiento deben delegarse a alguien capacitado para ello, existen ciertas técnicas y metodologías eficaces, perfeccionadas por expertos, que no cualquiera sabe emplear. Además de que los procesos cambian según el puesto o necesidad que requiera cubrir la empresa.

Descubre cómo debe realizarse un proceso de selección de personal eficaz:

1. Análisis y definición del perfil

El primer paso es definir las necesidades de la empresa y cuál es el perfil ideal del candidato, así como a su carácter para ajustarse a los valores de la empresa y lograr integrarse con facilidad al equipo de trabajo, todo ello lleva por nombre definición del perfil profesiográfico o criterios de selección.

Debemos de evaluar las actividades a realizar, la experiencia requerida, habilidades solicitadas, conocimientos técnicos, valores, niveles de estudio, capacidad de trabajo en equipo o bajo presión, definir cuántos idiomas se requieren, describir las actividades a realizar y las responsabilidades que conlleva el puesto.

2. Reclutamiento, revisión de candidaturas y preselección

Para comenzar el reclutamiento se deben de seguir una serie de procesos: hacer ofertas de trabajo, anuncios, preguntar por recomendaciones, acudir a agencias de empleo, buscar en bases de datos o buscar en redes sociales candidatos para las posiciones a cubrir.

Después de ello, empieza la etapa de recepción de currículums y preselección de candidatos, donde debemos elegir entre los postulantes a los candidatos que respondan al perfil ideal que definimos en un inicio.

3. Entrevistas y evaluación

Una vez que se selecciona una cantidad definida de postulantes, debe iniciar la etapa de evaluación, mediante una metodología establecida:

  1. Entrevista inicial: consiste en un encuentro con el candidato para verificar su lenguaje, sus habilidades, preguntar sobre su experiencia, descubrir motivaciones, resolver dudas y realizar preguntas genéricas como datos necesarios.
  2. Prueba de conocimientos: realizar una prueba breve de conocimientos técnicos por si el puesto depende de capacidades teóricas o prácticas, con el fin de medir la eficiencia y la productividad.
  3. Medición psicológica: las pruebas psicológicas y psicométricas son de vital importancia, pues definen el carácter y las capacidades del candidato y resultan esenciales al momento de tomar la decisión final, esta incluye tests de personalidad, de inteligencia, de actitudes, etc.
  4. Entrevista final: consiste en realizar una última entrevista, con un carácter más formal por parte del jefe del área y verificar detalles importantes.

El proceso de evaluación consiste en identificar los datos y calificar a los candidatos en función de los rubros necesarios que definimos en un inicio, para verificar que cumplan con los criterios o incluso, los superen.

4. Contratación y decisión

Una vez realizada la evaluación es tiempo de tomar decisiones basadas en los resultados de los procesos realizados con anterioridad, comprobando las referencias y documentación de los candidatos.

5. Proceso de capacitación

El error más común que se comete en las áreas de recursos humanos es creer que una vez firmado el contrato con el candidato más apto, el proceso termina. Sin embargo, uno de los elementos más importantes en todo el recorrido es la incorporación del candidato al puesto de trabajo. Este punto es donde todo lo teórico, lo práctico, lo prometido y las expectativas se deben palpar en la realidad.

Lo principal es realizar un proceso de capacitación que incluya lo general de las tareas de la empresa, así como los requerimientos particulares del puesto a cubrir. Después es necesario dejar un periodo de prueba para valorar los niveles de eficacia, grados de satisfacción (personal y profesional), niveles de integración, expectativas a futuro, etc.

Un buen proceso de selección es un requisito que tiene consecuencias directas en la productividad y eficiencia de una empresa, e implica una amplia variedad de cuestiones que deben ser definidas de forma detallada y basadas en una metodología adecuada y definida por expertos.


Nuevo llamado a la acción